Señor del mundo

La distopía es un género literario en el que como su propio nombre indica, “mal lugar” o sea antónimo de utopía, pretende describir por medio de la ficción una sociedad que incluya en todo tipo de males y errores. De entre todas las distopías que se han convertido en clásicos de la literatura hay que destacar, sin duda, las producidas por el genio orwelliano con su fantástico 1984 y su heterodoxa, incluso para el género distópico, Rebelión en la granja. Por supuesto, Un mundo feliz de Aldous Huxley ocupa también su lugar en el cuadro de honor de la distopía. Y a la misma altura, aunque su difusión, seguramente por motivos ajenos al genio literario, haya sido más limitada está El señor del mundo. Sin embargo, en la última década (desde que en 2006 lo publicara Homo Legens ha aparecido también en Cristiandad en 2013 y la editorial San Román) ha experimentado un resurgir editorial en el mundo hispano.

Robert Hugh Benson, hijo del arzobispo de Canterbury convertido al catolicismo en 1903, narra en esta obra publicada en 1907 el trepidante ascenso al poder de Julian Felsenburgh en un futuro hipertecnológico. Fensenburgh, un oscuro político, logra la pacificación de varios conflictos planetarios, evitando así una guerra mundial, lo que lo catapulta a ser reconocido como líder del mundo. En su ascenso, Felsenburgh comienza a proscribir la religión y el culto a Dios del espacio público al tiempo que lo sustituye por una religión civil y naturalista. Felsenburgh acabará descubriéndose como el auténtico Anticristo. En este contexto Percy Franklin, un simple sacerdote convertido en Papa de una Iglesia llevada a su mínima expresión por las persecuciones, tendrá que intentar salvar lo que queda de la fe, una fe que ha vuelto al calor de las catacumbas en la que dio sus primeros pasos. Hay críticos que han querido denominar este libro “una distopía católica”, de lo que no cabe ninguna duda es que puede ser entendida, en muchos sentidos, como una reactualización del relato apocalíptico.

Pese a que, por su naturaleza, la distopía suele estar situada en un ambiente futurista no cabe duda de que la crítica socio-política que en ella se encuentra siempre se refiere al presente. En las manos del lector está descubrir o interpretar qué semillas del presente están sembrando el aterrador futuro planteado en El señor del mundo caracterizado por una laicismo radical y un humanismo sin Dios.

Ficha técnica:

Título: El señor del mundo
Autor: Robert Hugh Benson
Editorial: Cristiandad
Año: 2013
Páginas: 394.