Cada alumno de Irabia dispone de un orientador personal, lo que permite su atención individual.

Los orientadores suelen ser profesores que dedican parte de su jornada laboral a esta tarea. Como normal general, suelen hablar con cada uno de sus orientados dos veces al mes y con sus familias, una vez al trimestre.

Además de estas entrevistas personales, al final de cada evaluación, hay una sesión conjunta del tutor de cada curso con las familias, llamada coordinación. En total son cinco al año. En esas reuniones se informa de la marcha académica, se atienden sus sugerencias y se comunican los objetivos propuestos para las siguientes semanas.

El Departamento de Orientación psicopedagógica realiza informes individuales ordinarios en todas las etapas del Colegio. También se realizan evaluaciones extraordinarias, cuando así lo demanda unorientador o la propia familia, ante situaciones problemáticas tanto de rendimiento escolar como de comportamientos desajustados.