Metamorfosis

Hace muchos, muchísimos siglos, milenios incluso, cuando los hombres de cada continente contemplaban inocentes y atónitos el firmamento, el sol, la luna, las estaciones, los animales, los árboles y a sus propios semejantes, intentaban dar una explicación a su entorno mediante relatos, historias extraordinarias en las que los dioses del Olimpo y otros poderes sobrenaturales intervenían a su antojo sobre el desarrollo del mundo y las vidas de los mortales. Fue entonces cuando nacieron los mitos en culturas tan distantes entre sí y a la vez, paradójicamente, tan próximas.
Los nuestros, aquellos que empezaron a forjar el mundo occidental, nacieron en Grecia y Roma y merecieron la inigualable pluma del poeta latino Ovidio para redactar en versos su inmensa obra: las Metamorfosis. En ellas se encuentran la creación del mundo, las edades del hombre, los gigantes y titanes, Apolo y Dafne, Píramo y Tisbe, Deucalión y Pirra. Orfeo, Atenea y Aracné, Eco y Narciso, Midas, Acteón y tantas otras que desarrollan las virtudes y defectos del ser humano: el amor, la codicia, la envidia, la generosidad, finalmente metamorfoseados en laurel, flor, roca, río, constelación, lobo…
En esta preciosa edición, tanto por su calidad literaria como por sus ilustraciones, se ofrece un puñado selecto de estas maravillas literarias inmemoriales, para niños, para jóvenes y también para aquellos en quienes aún anidan el sentido de la elegancia, la curiosidad y el asombro.

Juan Manuel Ojembarrena

Metamorfosis de Ovidio, Vicens Vives, Clásicos adaptados, 208 páginas.
Edición de Agustín Sánchez Aguilar.