El libro de los piratas

“Con cien cañones por banda, / viento en popa a toda vela, / no corta el mar sino vuela / un velero bergantín (…)”, cantaba el romántico José de Espronceda.
Aquí tienes a muchos de ellos: piratas, corsarios, bucaneros y filibusteros que surcaron en sus goletas, galeones, bergantines, jabeques y juncos el Índico y el Mar de China, el Caribe y las mil y una costas españolas en las que no se ponía el sol. Ingleses, franceses, holandeses, chinos, malayos; hombres y mujeres, veteranos de la vela y jóvenes ambiciosos, gente fiera entre sus reglas, temerarios bajo sus banderas, temibles con sus espadas y cañones. No encontrarás a Jack Sparrow, Davy Jones ni Barbosa, sino -peor aún- a tipos reales como Barbarroja, Roberts, Morgan, Rackham, Drake, Raleigh, El Olonés, Kidd y tantos más.
Así que iza en el palo mayor la bandera con la calavera y las tibias cruzadas (la “Jolly Roger”), hazte con un buen alfanje y un mosquete, y a navegar en busca de presas y aventuras. El botín es extraordinario.

Juan Manuel Ojembarrena

Howard Pyle, El libro de los piratas. Madrid. Valdemar. 2001.
236 páginas con ilustraciones del autor.