Cuentos de la selva

Era Quiroga un escritor uruguayo excéntrico y extravagante, laborioso e imaginativo, amante de los niños y de los animales, con una larga y trágica historia familiar a sus espaldas, que tenía por principio aquello de “no es la inteligencia sino el trabajo lo que nos hace fuertes”. Y bien que se ve en estos preciosos cuentos en los que tan pronto una tortuga gigante salva a un hombre, como las rayas y doradas de un río se enfrentan a los tigres; donde los flamencos visten para una fiesta sus patas con las pieles de víboras de coral, donde un loro pierde sus plumas por culpa de un inmenso felino del que luego se venga o los yacarés se enfrentan valientemente a un barco de vapor y un buque de guerra. La naturaleza y la fantasía quedan así, tan unidas, que uno puede no sólo verlas con sus ojos asombrados sino también tocarlas con sus propias manos.

Juan Manuel Ojembarrena

Horacio Quiroga, Cuentos de la selva. Madrid. Anaya, Tus libros selección nº 15, 2009.
88 páginas con ilustraciones.